04 junio 2004

El ladrón de Bagdad

La historia de cómo el hombre clave de Washington para la transición iraquí era utilizado por los servicios de inteligencia de Irán, fue confirmada esta semana por The New York Times. El diario estadounidense agregó nuevos elementos a la información revelada por el periódico británico The Guardian, y que fue analizada en esta misma sección en el número anterior de Brecha.

Ahmed Chalabi no sólo fue quien aportó los datos en que se basó la administración Bush para confirmar su decisión de invadir Irak, sino que era quien estaba destinado a ocupar el primer sillón presidencial en la era pos Hussein. Para eso recibía más de 300 mil dólares mensuales. La suma aparentemente no le era suficiente, ya que en sus horas libres Chalabi tenía un segundo trabajo, en este caso para la inteligencia de Irán, país considerado por el presidente estadounidense como uno de los integrantes del “eje del mal”.

A la confirmación por parte de The New York Times, se agregó una serie de revelaciones sobre el prontuario de Chalabi realizadas por la BBC. De acuerdo con la cadena británica, en 1989 Chalabi fue responsable de la quiebra del banco jordano Petra Bank. Esta quiebra no se debió precisamente a la mala gestión, ya que en 1992 un tribunal militar de Ammán lo condenó a 22 años de cárcel por fraude, abuso de confianza y malversación de fondos. Como en una imitación de otras historias familiares ocurridas en el Río de la Plata, dos de los hermanos de Chalabi estuvieron, a su vez, implicados en la bancarrota de varias instituciones financieras, las que supuestamente estaban vinculadas a los fondos del banco que pulverizó Ahmed. Los hermanos Chalabi fueron condenados en septiembre de 2000 en Suiza acusados de manipular libros de cuentas. Lo curioso no es cómo Chalabi pudo embaucar a Washington, ya que ese tipo de maniobras siempre fueron su especialidad, sino que lo significativo es cómo Washington pudo confiar alguna vez en Chalabi.


(Artículo de Roberto López Belloso publicado en Brecha el 4 de Junio de 2004).

Etiquetas: